Guía Umami de nuestras setas preferidas

Immagine
Una deliciosa selección de variedades de setas distribuidas en un sencillo plato de madera.

Creemos que las setas son uno de los ingredientes que más se pueden disfrutar en la cocina. Hay muchas variedades comestibles para probar, cada una con su propia forma, tamaño y sabor distintivos. Y con curiosos nombres como rebozuelo, seta gitana, trompeta de los muertos o frigola frondosa ¿quién no querría saber más sobre cocinar con las poderosas setas?

Una de las mejoras cosas que tienen las setas son su versatilidad. Pueden ser fritas, tostadas, asadas al horno oa la parrilla e incluso cocinadas en un microondas. Y pueden ser servidas como ingrediente principal del plato como parte de un conjunto mayor. Esto hace a las setas una opción ideal para crear simples y deliciosos platos vegetarianos.

Así que echemos un vistazo a algunos de nuestros tipos preferidos de setas. Es posible que no hayas intentado cocinar con ellas antes, pero no dejes que eso te desanime. Con sus deliciosos y particulares sabores puedes transformar fácilmente sopas, entrantes, salsas y crear increíbles platos de pasta o salteados.

Prueba el adorable shiitake. Usadas en la cocina asiática, pueden comprarse secos y rehidratados para obtener un sabor fuerte y profundo. O comprarlo fresco y añadirlo a sopas y sofritos. No solo es una seta de intenso sabor, sino también de encantadora apariencia. Las formas de color marrón oscuro y suave proporcionarán textura a su comida. En su forma rehidratada son el complemento perfecto para un caldo o un risotto.

La hermosa rebozuelo (o chantarela) con su pulpa amarilla, tiene un sabor afrutado, pero vale la pena mencionar que hay muchas variedades parecidas por ahí y se ha de tener cuidado para asegurarse de que se está comiendo la correcta. Quedan muy bien en una tortilla o una sopa asiática para complementar los tonos amarillos.

La morchella (o morilla) marrón ofrece un sabor carnoso y distintivo y probablemente te encantará lo extraordinaria que se ve en una comida. La morchella es una seta más popular durante la primavera, que es cuando su disponibilidad es más alta.

Para algo delicado, pruebe la enoki, con sus diminutas cabezas blancas que crecen en un montón. Incluso se pueden comer crudas en ensaladas. Por último, puedes elegir la popular seta ostra. Se nombran porque no se parecen en nada a una seta y se asemejan a las entrañas de una ostra y su sabor dulce es delicioso.